El día a día en Gastrobar MOKA se ha convertido en una celebración.

No es para menos, la degustación de un vino guardado durante años, supone una ocasión en la que las personas más cercanas pueden deleitarse con el bouquet que anuncia un vino exclusivo.

KARRIKERRI de 1969, un vino noble de Navarra, o un VEGA SICILIA de 1974, son algunas de las botellas se han descorchado por grupos de amigos dispuestos a compartir, tras muchos años de espera, su color, textura, olor y sabor.

Abrir una botella singular en un buen restaurante, es una ocasión perfecta para disfrutarla con los amigos y acompañarla con una gastronomía adecuada a la situación.

Nos agrada crear el ambiente adecuado con la gastronomía que mejor acompaña a estos vinos tan espectaculares.

Un capricho para compartir con tu familia y amigos en tu Gastrobar favorito.

Cartel Vino